El peligro de la radiación alfa, emitida por el radón

Radiación alfa. Radón
Radiación alfa. Radón.

La Radiación alfa se produce por la emisión de partículas formadas por dos protones y dos neutrones, en la desintegración de átomos de elementos pesados como el uranio. No puede recorrer mucha distancia (más que un par de centímetros en el aire) por la masa que poseen, y su poder de penetración es bajo, ya que no puede atravesar una hoja de papel, ni la epidermis. Disipan una gran energía en un recorrido pequeño.

Pero entonces, ¿dónde está el peligro?

Si se introduce en el cuerpo una sustancia emisora de radiación alfa, como el gas radón en los pulmones, ésta libera toda su energía hacia las células de los tejidos, que ya no tienen epidermis que les proteja, produciendo daños en muchos casos, de manera irreversible, y aumentando nuestras posibilidades de padecer cáncer de pulmón con el paso del tiempo.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0