Quítate la venda, no cruces a ciegas

Existe el dicho "Sin riesgo no hay gloria".

Pero ¿qué pasa cuando "correr el riesgo" no te va a proporcionar ningún beneficio?.  En ese caso, tú, ¿Te arriesgas?.

 

Imagina la siguiente situación, dos grupos distintos de personas que tienen que cruzar una autopista de varios carriles:

 

  1. personas sin ningún tipo de impedimento.
  2. personas con los ojos vendados.

Si te dieran a elegir, ¿qué grupo elegirías para cruzar?. 

 

Las personas del primer grupo usan la vista  para detectar el peligro de la proximidad de los vehículos y esquivarles si fuera necesario.

 

Lo mismo sucede con el radón. Las personas que han realizado una medición, usan este conocimiento para esquivar el riesgo de padecer cáncer de pulmón a lo largo de su vida.

 

Si vas a ciegas con el radón, puedes tener el peligro delante y no poder actuar para evitarlo. Tú o alguna de las personas a las que más quieres pueden sufrir una enfermedad grave en un momento de la vida.

 

Frente al radón, se puede elegir. Si eres de los que aún vas a ciegas, QUÍTATE LA VENDA

Realiza una medición de radón en tu hogar.

Aquellos a los que más quieres te los agradecerán.

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0