Cosas que puedes hacer para reducir el riesgo de padecer cáncer de pulmón por exposición al radón.

  • Si no conoces el nivel de concentración del radón al que estás expuesto en tu hogar. Realiza una medición que te permita conocerlo, para descartar la necesidad de tomar medidas mitigadoras o actuar en caso de riesgo elevado.
  • Ventilar diariamente tu hogar. Ante cualquier radiactividad, cuanto menor sea la dosis que recibamos menor es el riesgo para nuestra salud. Por eso aunque tus niveles de radón esten por debajo de las recomendaciones europeas como niveles de acción, es aconsejable ventilar diariamente. Esta sencilla medida te permitirá reducir la concentración de este gas. 
  • Si no fumas, genial, continúa así. Y si fumas, planteáte dejarlo. Además de ser el tabaco la primera causa del cáncer de pulmón, (el radón es la segunda), la interacción tabaco y radón multiplica muy significativamente tu riesgo de contraer esta enfermedad.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0