El gas radón, radiactivo natural: Un peligro para la salud.

Emanación del gas radón del suelo

La radiactividad del gas radón, es un fenómeno natural con el que convivimos en nuestros hogares y lugares de trabajo

 

Cuanto mayor es su concentración, mayor también es el peligro para nuestra salud.

 

Por sus características, el gas radón, no es percibido por nuestros sentidos. La única manera de detectarlo es medir su concentración.

 

Enfermo cáncer de pulmón por radón

La Organización Mundial de la Salud, afirma que el radón es la primera causa de cáncer de pulmón en no fumadores y la segunda en fumadores. 

 

En España, se estima que es la causa de cerca de 2.000 muertes al año, basándonos en las últimas estimaciones de estudios europeos que concluyen que el 2% de todas las muertes por cáncer, son debidas al radón.

 

En Estados Unidos, se ha medido en millones de lugares de trabajo, de lugares públicos y hogares siendo una práctica muy habitual antes de la compra o la venta de una vivienda. En España, como en el resto de Europa, la preocupación por el radón y su peligro, está en continuo aumento. En los últimos años, se estan haciendo esfuerzos para regular y legislar el peligro de la exposición al gas radón.

  

Realizar una medida para medir la concentración de radón, es una fácil solución a un problema grave.